Tiempo estimado de lectura:
17/04/2019

Un documento desclasificado confirma los asesinatos de Gerardo Gatti y León Duarte

El informe oficial de EEUU detalla también la coordinación represiva de la región  para el secuestro de 30 integrantes del PVP en Buenos Aires y su traslado a Uruguay

Un documento desclasificado de Estados Unidos confirma la participación de la Policía Federal argentina, la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) de la vecina orilla y el Servicio de Información y Defensa (SID) de Uruguay en el asesinato de los dirigentes sindicales Gerardo Gatti y León Duarte. 

El informe también confirma que estas fuerzas represivas fueron las responsables del secuestro de 20 integrantes del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) en Buenos Aires y del posterior procedimiento de traslado a Uruguay.

Duarte era dirigente sindical de Funsa y uno de los líderes del PVP cuyos militantes, secuestrados en 1976 en Argentina, fueron recluidos en el centro clandestino conocido como Automotores Orletti de Buenos Aires y traídos en dos vuelos secretos a Uruguay.

Duarte fue capturado el 13 de julio de 1976 junto a otros 20 miembros del PVP que en su mayoría fueron trasladados a Montevideo en el “primer vuelo”. De aquel primer grupo de secuestrados en el marco de la coordinación represiva de las dictaduras, solo Duarte y Gatti fueron desaparecidos.

El director del proyecto Cono Sur del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, Carlos Osorio, detalló que en el documento fechado el 26 de julio de 1976 se confirma la coordinación con la CIA y el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El documento proporciona los nombres de los detenidos. “Es el primer documento oficial que confirma de manera muy sólida” el accionar y los contactos entre las fuerzas represivas de las dictaduras de región", reveló Osorio entrevistado en el programa Latitudes de Radio Uruguay.

El documento también refiere al senador Zelmar Michelini y está fechado muy pocos días antes de su asesinato, ocurrido en Buenos Aires en 1976. En ese sentido, Osorio señaló que habrá que estudiar cómo después estas personas se salvaron y fueron enviadas a Uruguay.

Por otra parte, para el académico chileno la participación de las agencias estadounidenses es clara en estos documentos y en los contactos de enlace que permitían recabar estas fuentes, por lo que los agentes de inteligencia se convierten en otro testigo. 

Osorio dijo que en el documento sobre Uruguay no aparecen nombres de los militares y policías involucrados, sino los nombres de las instituciones que participan tanto de Argentina como de Uruguay, entre ellas la Policía Federal argentina, la SIDE de la vecina orilla y el Servicio de Información y Defensa de Uruguay.

En ese documento se detalla que fueron 30 los prisioneros uruguayos del PVP en la operación, pero son 24 los sobrevivientes que fueron trasladados en julio a Uruguay, entre ellos Sara Méndez.



Osorio también detalló que estos mismos 30 prisioneros aparecen en un documento redactado por el Departamento de Estado que señala que los asesinatos no son aceptables y le comunican a las autoridades de la dictadura militar de Argentina: “Sabemos que están implicados en la operación Cóndor, la coordinación de seguridad es natural entre países (…) en particular ustedes tienen que garantizar la sobrevivencia de 30 uruguayos”.

Esta gestión fue detenida por un memorándum fechado el 17 de setiembre de 1976 y firmado por el secretario de Estado de EEUU, Henry Kissinger, por lo que las personas de la segunda redada de uruguayos en esa fecha seguramente fueron asesinadas.

Osorio señaló que ahora están analizando varios documentos desclasificados con más detalles del llamado segundo vuelo de la muerte, a finales de setiembre de 1976. El catedrático afirmó que estos documentos, más allá de poder que puedan servir de aporte a los casos que se tramitan en juzgados penales, tendrán un impacto en la sociedad y en la clase política. Incluso, pueden llegar a cuestionar la legitimidad de las amnistías dictadas, como la Ley de Caducidad.
 

Documentos demuestran cooperación con Argentina

El diputado del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) Luis Puig consideró que los documentos desclasificados en Washington confirman la cooperación de los represores uruguayos en el secuestro y desaparición de militantes en territorio argentino.

Puig explicó que desde Uruguay se pretendió hacer creer a Estados Unidos que el PVP representaba un riesgo para el país, a los efectos de lograr el apoyo militar de Washington.

El legislador explicó que el caso de Gerardo Gatti es investigado en la Justicia de Italia, por lo que estos documentos pueden ofrecer datos certeros sobre la cooperación entre las fuerzas represoras de la región con la ayuda de Estados Unidos, en el marco del Plan Cóndor.

Sudestada es un medio 100% independiente y, con tu aporte, vamos a seguir contando las cosas que nadie te cuenta. ¡Soplá con nosotros! ¡Convertite en nuestro Aliado!
Aliados de Sudestada