Tiempo estimado de lectura:
30/10/2018

Fiscal quiere volver a excavar en Batallón N° 14 en busca de restos de desaparecidos

 Equipo de antropólogos argentino encontró "anomalías" en predio militar, por lo que fiscal Perciballe solicitará ingresar para seguir búsqueda de detenidos desaparecidos
El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitó al juez penal José María Gómez que autorice el ingreso de un equipo de arqueólogos al Batallón de Infantería Paracaidista Nº 14 de Toledo para buscar restos de desaparecidos.
 
El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) utilizó un georadar en busca de posibles anomalías en terrenos militares donde se presume se sepultaron detenidos desaparecidos por la dictadura cívico-militar en Uruguay. Los datos relevados fueron enviados a la Fiscalía a cargo de Perciballe, que ya solicitó una excavación. 
 
“Somos muy cuidadosos, por las expectativas que esto genera entre los familiares” de detenidos desaparecidos, explicó uno de los fundadores de este grupo de antropólogos argentinos Luis Fondebrider, quien recordó que gracias a la colaboración conjunta entre científicos de Uruguay y Argentina se pudo identificar en los últimos años a 17 uruguayos desaparecidos en la vecina orilla, en el marco del Plan Cóndor.
 
En 2011 fueron hallados en el Batallón 14 los restos del periodista y maestro Julio Castro, secuestrado en agosto de 1977  y, al año siguiente, en 2012 aparecieron en el mismo lugar los restos de Ricardo Blanco Valiente, quien fue detenido el 15 de enero de 1978.
 
El Equipo Argentino de Antropología Forense, que tiene más de 30 años de experiencia en este tipo de investigaciones, llegó a Uruguay para ayudar en el trabajo a los antropólogos uruguayos, encabezados por Alicia Luisiardo.
 
Los investigadores de ambos países utilizaron tecnología geofísica para determinar la existencia de posibles anomalías en los terrenos de cuarteles militares, en los que se cree hay enterramientos clandestinos modo ilegal detenidos desaparecidos. 
 
A través de un georadar se evaluó el interior de los edificios indicados en las denuncias y sus alrededores, explicó Santiago Perdomo otro de los antropólogos argentinos quien junto a Fondebrider, Luisiardo y el coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, Felipe Michelini, realizaron una conferencia de prensa para brindar detalles de esta investigaciones.
 

Las conclusiones de este trabajo fueron incluidas en el informe enviado al fiscal Perciballe, dijo Fondebrider quien reconoció “estamos utilizando una parte muy pequeña de la información que debería estar disponible, estamos buscando una aguja en un pajar con una linterna pequeña”.
 
Este trabajo señala algunas zonas del terreno que presentan "anomalías" y recomienda que se evalúen las posibles causas que podrían haberlas provocado, una de las cuales puede ser la remoción de tierra para enterrar restos de detenidos desaparecidos.
 
Fondebrider dijo que el equipo argentino es muy cuidadoso para no generar falsas expectativas entre los familiares de los detenidos desaparecidos. “Lo hemos sido en los 34 años de trayectoria, pues solo somos una herramienta más de trabajo, no existen métodos milagrosos para encontrar los cuerpos”, afirmó.
 
Por su parte, Luisiardo explicó que si la información sobre posibles enterramientos clandestinos no es buena o no tiene un origen claro, “lo único que podemos hacer es ser sistemáticos y exhaustivos y excavar trinchera tras trinchera, año tras año, para agotar un terreno que nosotros creemos tiene algún interés”.
 

"Una intromisión indebida e intimidatoria"

El coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, Felipe Michelini, denunció que la semana pasada  un dron sobrevoló el área que estudian varios científicos en el predio del ex Batallón N° 13 del Ejército. Para Michelini esto constituye "una intromisión indebida e intimidatoria” que no se puede aceptar y, por esa razón, presentó una denuncia ante la Justicia penal y en el Ministerio de Defensa Nacional.
 
Michelini sostuvo que ese tipo de trabajos de investigación de los terrenos militares se realizan “en silencio” y que en forma periódica se enfrentan todo tipo de “situaciones adversas”. 
 

El jerarca enfatizó que este tipo de episodios se producen en un marco donde algunos actores buscan “falsear la historia” al negar la existencia del golpe de Estado, las desapariciones forzadas y la práctica de la tortura, lo que entiende como una “burla” a la institucionalidad, en referencia a las recientes declaraciones del presidente del Centro Militar, el coronel retirado Carlos Silva Valiente, quien fue denunciado por apología del delito