Tiempo estimado de lectura:
10/05/2018

Renunció Arcamone, el alcalde denunciado por violencia de género

El miércoles el dirigente frenteamplista había dicho que seguiría cumpliendo con sus responsabilidades, aunque había pedido licencia hasta que terminara el proceso judicial
Poco más de 36 horas después de que se conociera la decisión judicial de alejamiento dispuesta por el juez Pablo Dalara contra el alcalde del Municipio C, Rodrigo Arcamone, el dirigente de la Lista 711 del Frente Amplio presentó este jueves su renuncia al cargo.

La presión en la interna del oficialismo, la actuación de la Junta Departamental de Montevideo y la denuncia de actitudes de violencia verbal en su gestión como alcalde derivaron en su alejamiento definitivo, luego del pedido de licencia que había anunciado la dirección de su sector.

El martes Sudestada informó que el día anterior el juez Dalara había dispuesto la “prohibición, restricción o limitación de la presencia del señor Rodrigo Arcamone, en el domicilio, lugar de trabajo, estudios u otros (lugares) que frecuente” la expareja, así como la “prohibición de todo tipo de comunicación por cualquier medio por un plazo de 180 días en un radio de 500 metros”.

El miércoles la directora de la Asesoría para la Igualdad de Género de la Intendencia de Montevideo (IM), Patricia González, convocó a la prensa para hacer pública la postura del gobierno de la capital.

González dijo que la comuna apoya a la expareja de Arcamone desde el pasado fin de semana, cuando la mujer se presentó ante los servicios de la IM solicitando ayuda. La asesoría para la igualdad también se contactó con el alcalde, aunque no trascendieron los términos del encuentro.

A todos los pronunciamientos reclamando la renuncia de Arcamone, especialmente a través de las redes sociales, este jueves se sumaron una declaración de los 31 ediles de la Junta Departamental de Montevideo condenando la violencia de género, en alusión directa al caso Arcamone.

La Junta “ve con honda preocupación que este caso involucre a un gobernante municipal, cuando somos nosotros, los representantes políticos, quienes debemos predicar con el ejemplo si queremos cambiar la sociedad y desterrar el flagelo de la violencia de género”, dice el pronunciamiento de los ediles.




Desde la mañana de este jueves también hubo pronunciamientos en la interna del Frente Amplio, y trascendió que la dirigencia oficialista había comunicado a la Lista 711 que si Arcamone no dejaba el cargo el tema sería abordado oficialmente por la Mesa Política y, eventualmente, por el Tribunal de Conducta Política. 

Ahora quien asumirá el lugar dejado por Arcamone es su suplenta, la concejala Susana Rodríguez, quien está a la espera de la comunicación oficial de la Corte Electoral. 

Por otro lado, este jueves también trascendieron los cuestionamientos a una decisión de Arcamone en el Municipio C, al contratar un asesor hace un año y medio por 660 mil pesos anuales de retribución. Según dijo la concejala Alejandra Britos del Partido Nacional a pesar de los cuestionamientos de la oposición Arcamone reiteró la contratación este año pero aumentando el pago a 760 mil pesos, cuando el límite de una contratación directa es de 440 mil.