Tiempo estimado de lectura:
14/12/2017

Las nuevas amenazas a los derechos humanos

Se presentó el miércoles el informe anual del Servicio de Paz y Justicia. La socióloga argentina Maristella Svampa dio un panorama preocupante de la situación regional

Socióloga argentina Maristella Svampa. 

Svampa dijo que desde el año 2000 hasta la fecha se produjo primero un auge y luego un declive de lo que se conoce como “el ciclo progresista”, que incluyó gobiernos de esa tendencia en la mayoría de los países latinoamericanos. Si bien señaló los índices de reducción de la pobreza como avances sociales de este período, la socióloga argentina también apuntó algunos aspectos que muestran nuevas amenazas para los derechos humanos.

Según Svampa en estos años se consolidó una “doble dialéctica del capital”, que por un lado se relaciona con el trabajo y por otro con la explotación de los recursos naturales. Mencionó la concepción “desarrollista” de estos gobiernos vinculada a un nuevo impulso de las industrias extractivas a pesar de la resistencia de los movimientos sociales y las comunidades indígenas.

En este sentido dijo que a partir del año 2010 se produce un “blanqueo” del discurso extractivista-desarrollista, un afianzamiento de lo que denóminó “dinámica de desposesión”, una criminalización de los movimientos ambientalistas y una eclosión de conflictos socioambientales. Varios de estos gobiernos, resaltó Svampa, incluso comenzaron a hablar de imponer un “capitalismo sensato”.

La socióloga dijo que muchos de estos gobiernos retornaron a una lógica populista similar a la de los años 40 y que a pesar de haber surgido “al calor de los movimientos sociales” hicieron “pactos con el gran capital” sobre todo para impulsar grandes proyectos de desarrollo que implicaron una concesión de soberanía.

En este contexto también se identifican, sostuvo Svampa, políticas de inclusión social vinculadas particularmente al consumo, que van de la mano con planes sociales de asistencia para grandes porcentajes de la población.

Entre las paradojas de este “ciclo progresista” Svampa señaló que mientras se produjo una expansión de la agenda de derechos también se registró una expansión del capital, que se refleja en la imposición de megaproyectos con significativas concesiones de los estados a las empresas, en su mayor parte multinacionales.

Como muestra de eso señaló el aumento de un acaparamiento de las tierras en el 1 por ciento más rico, que en muchos casos reúne más recursos que el 99 por ciento restante de la población del continente. Esto implica una “consolidación de las desigualdades” en la región, que sigue siendo la zona del mundo con mayor desnivel entre los ingresos de ricos y pobres, además del fracaso del “regionalismo autónomo desafiante” que se intentó instalar con la aparición de nuestras alianzas como la Unasur, el Alba o la Celac.

Svampa también indicó la importancia de la creciente relación de dependencia de los países de la región con China, que en algunos casos implica un desigual intercambio de dinero a cambio de recursos naturales como petróleo o materias primas por largos períodos. También señaló la instalación de empresas chinas para el desarrollo de megaproyectos como síntoma de este vínculo entre los estados latinoamericanos y la economía más grande del mundo.


El video fue grabado por representantes del colectivo ZUR

Uruguay: lentos avances y nuevos retrocesos


Miguel Scapusio (Serpaj), Andrea Villaverde, Fabián Werner y Madelón Aguerre (Serpaj). 

La presentación del informe estuvo a cargo de Madelón Aguerre y Miguel Scapusio en nombre del Servicio de Paz y Justicia, y Andrea Villaverde y Fabián Werner, conductores del programa radial “De diez a doce” que fue recientemente suprimido de la programación de Radio Uruguay.

El informe 2017 está dedicado al proyecto Vilardevoz, la radio comunitaria que funciona en el Hospital Vilardebó con participación de usuarios y psicólogos del centro asistencial. “Un proyecto rizomático, estético, ético, autónomo y solidario que sabe que descubrir la conciencia es un proyecto colectivo. Micropolítica del abrazo y pedagogía del poder contra las lógicas del encierro y las dinámicas de la expulsión totalizante”, explicó Scapusio al justificar el homenaje a la iniciativa que completó 20 años.

“Vilardevoz es tanto un dispositivo de abordaje en salud mental en clave de derechos humanos como un movimiento crítico que, desde una subjetividad transformadora, promueve un cambio social”, señala Serpaj en su dedicatoria.

Durante la presentación Aguerre explicó que la participación de los periodistas se debía a que su programa había sido en los últimos años uno de los principales vehículos de difusión para las reivindicaciones de las organizaciones defensoras de derechos humanos y que en el último mes la dirección de la Radio Uruguay había dispuesto su levantamiento sin causas justificadas. Además recordó el episodio de censura que sufrieron cuando el director Pedro Ramela entró al estudio para impedirles que leyeran mensajes solidarios de la audiencia.

Respecto al contenido del informe, Aguerre explicó que el libro cuenta con diversos aportes de personas y organizaciones vinculadas al monitoeo y la defensa de los derechos humanos, con análisis respecto a la responsabilidad del Estado en garantizar el cumplimiento de esos derechos. Recordó que en los años en que Serpaj viene realizando el informe (el año próximo se cumplirán 30 años) "se ha modificado mucho la agenda de derechos. Se ha ampliado, se ha ensanchado y también se ha diversificado". 

El libro presenta un capítulo referido a Derechos civiles y políticos que está subdividido en Memoria e impunidad, Regulación, protección y exigibilidad, y Seguridad democrática y Derechos Humanos. Un segundo capítulo refiere a Derechos económicos, Sociales y Culturales.


El video fue grabado por representantes del colectivo ZUR.

El informe completo