Tiempo estimado de lectura:
20/03/2018

Subcomité de ONU consideró “deplorables e insalubres” algunas cárceles uruguayas

Después de su primera visita al país instó al gobierno a adoptar políticas que garanticen la rehabilitación de los adolescentes y a respetar los derechos humanos
“Uruguay debe mejorar las condiciones de vida, en ocasiones deplorables e insalubres, en algunos centros de detención”, sostuvo el órgano de las Naciones Unidas para la prevención de la tortura dijo después de haber llevado a cabo una visita al país.

El Subcomité para la Prevención de la Tortura (SPT) observó con especial preocupación que “el sistema de justicia juvenil es carcelario”, y alentó al Estado a optar por un sistema que garantice la rehabilitación y la educación de los adolescentes.

La visita del SPT a Uruguay se realizó del 4 al 15 de marzo en conformidad con el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (OPCAT), el cual fue ratificado por el Estado uruguayo en 2005.

La delegación del SPT estuvo compuesta por Felipe Villavicencio Terreros (Jefe de Delegación, Perú), Nora Sveaass (Vice-Presidenta del SPT, Noruega) y Emilio Ginés Santidrián (España).

“Instamos al Estado uruguayo a destinar los recursos financieros y humanos necesarios para garantizar que los privados de libertad sean tratados en conformidad con los estándares internacionales, en particular las reglas Nelson Mandela y Bangkok”, dijo Felipe Villavicencio, jefe de la delegación del SPT de la visita.

“También alentamos al Estado a fortalecer el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura para que este pueda cumplir adecuadamente y con independencia sus funciones de prevención y monitoreo, y extender su cobertura y visibilidad en todo el país”, dijo Villavicencio, quien agregó que el SPT seguirá dando seguimiento y prestando asistencia técnica al Mecanismo.

La delegación visitó lugares de privación de libertad en diferentes partes del país, incluyendo comisarías policiales, centros penitenciarios, centros de internamiento para adolescentes y unidades psiquiátricas.

El SPT llevó a cabo entrevistas confidenciales e individuales con personas privadas de libertad, funcionarios del sistema penitenciario, de la policía y personal de salud, y también se reunió con autoridades del gobierno, la Institución Nacional de Derechos Humanos, el Mecanismo Nacional de Prevención (que funciona dentro de la Institución Nacional de Derechos Humanos) y representantes de la sociedad civil, entre otros.

El subcomité presentará un informe confidencial al gobierno del Uruguay en los próximos meses e instó al Estado uruguayo para que lo haga público cuando esté terminado. “El informe incluirá las observaciones y recomendaciones del SPT para la prevención de la tortura y los malos tratos de las personas privadas de libertad”, adelantó el órgano del sistema universal de derechos humanos.