Tiempo estimado de lectura:
27/04/2016

Corte Electoral apañó violaciones en las donaciones a partidos políticos

La corporación archivó denuncia contra aportes ilegales de los grupos Techint y Eurnekian con argumentos que contradicen la ley, datos oficiales de Presidencia y de las propias empresas involucradas

El empresario italiano Paolo Rocca es el fundador y actual líder del grupo Techint, que tiene a Tenaris entre sus principales subsidiarias.

La Corte Electoral archivó la denuncia sobre financiamiento irregular de los partidos políticos que Uruguay Transparente presentó en agosto de 2014. La organización concurrió ante la corporación con la información publicada en una investigación de Sudestada a partir de los datos que surgen de “Quién paga”, aplicación que puso a disposición de la opinión pública los nombres de los donantes de los partidos en la campaña electoral de 2009.

A través de varias publicaciones, Sudestada reveló la existencia de donaciones irregulares de empresas inhabilitadas para aportar a las campañas electorales debido a su calidad de contratistas de obra pública con el Estado, según establece la ley 18.485.

Eduardo Eurnekian apoyó con 560 mil pesos a la fórmula presidencial del Frente Amplio (FA), mientras que su sobrino Martín también contribuyó a la dupla Mujica-Astori con otros 560 mil pesos. Además, donó 416 mil pesos para la fórmula del Partido Nacional (PN), y 53.770 para la del Partido Independiente (PI). También contribuyó con el Partido Colorado (PC), pero en este caso lo hizo en beneficio específico del sector Propuesta Batllista, al que le otorgó 200 mil pesos.

Por su parte, Tenaris Global Service SA –subsidiaria de la megaempresa Techint– repartió el dinero en partes iguales entre las dos fórmulas presidenciales con posibilidades de ganar la elección: 416 mil pesos para la del FA y la misma cantidad para la del PN (Lacalle-Larrañaga).

Luego de la elección tanto Puerta del Sur (Grupo Eurnekian), como Tenaris y Techint fueron beneficiadas con exoneraciones fiscales por decenas de millones de dólares, según pudo comprobar Sudestada. Y los grupos de Eurnekian y Rocca volvieron a ganar jugosas licitaciones públicas en diversos rubros que les reditúan sustanciosas ganancias.

Sin considerar la relevancia que tuvo la publicación de los datos y la presentación de la queja formal, la Corte Electoral nunca divulgó la decisión de archivar la denuncia –acto que tuvo lugar el 23 de setiembre de 2015 – ni los argumentos de la resolución, a pesar de tratarse de un asunto de notorio interés público y donde está en juego la transparencia del financiamiento de los partidos políticos.

De acuerdo a la decisión de siete páginas, a la que accedió Sudestada, la Corte Electoral descartó la existencia de violaciones a la ley por parte de los partidos políticos, aceptando los argumentos que estos esgrimieron cuando evacuaron la vista que les fue concedida en el proceso. El organismo ni siquiera consideró necesario dar vista del expediente a las empresas involucradas, y no analizó las eventuales consecuencias (sanciones) que deberían afrontar las sociedades anónimas de los grupos Techint y Eurnekian.

En este último caso la Corte Electoral argumentó que los partidos recibieron dinero de los “seres humanos” Eduardo y Martín Eurnekian, no de las empresas que conforman el Grupo Eurnekian. Y que eso es legal, a pesar de que los donantes sean los principales accionistas del holding que mantiene varios contratos de obra pública con el Estado.

La corporación no tuvo en cuenta que el artículo 45 de la ley 18.485 (financiamiento de partidos) prohíbe las donaciones para campaña electoral que se realicen “directa o indirectamente” por sociedades adjudicatarias de obra pública.
Para el caso de Techint, la Corte sostiene que “no ha sido probada ni surge de la prueba recabada” la existencia de “un grupo económico conformado entre Techint y Tenaris Global Services”, la subsidiaria que donó el dinero a los partidos.

El sitio web oficial de Techint publica –para quien quiera saberlo– que Tenaris es una de las empresas del grupo económico junto a otras sociedades. Para ser exactos, el 60,45 por ciento del paquete accionario de Tenaris pertenece a Techint Holdings, grupo al que han sido adjudicadas diversas licitaciones de obra pública.

Por su parte, el Instituto Uruguay XXI, que depende del Poder Ejecutivo y está presidido por el canciller Rodolfo Nin Novoa, reconoce en su página web a Tenaris como "empresa del Grupo Techint". 

Multas millonarias a partidos y empresas

El artículo 46 de la ley 18.485 establece que “los partidos políticos, sectores internos o listas de candidatos que contravengan las disposiciones establecidas en la sección anterior”, en la que se encuentra la prohibición de recibir contribuciones o donaciones de empresas concesionarias o adjudicatarias de obras públicas, “serán sancionados con una multa equivalente al doble del monto de la donación o contribución ilícitamente aceptada o del gasto no registrado”.

Explica que “dicho monto podrá ser descontado de los derechos de reposición de los gastos de campaña que pudieren corresponder por su participación en comicios nacionales o departamentales y en las elecciones internas, así como de aquellos fondos a los que pudieren acceder por la aplicación del artículo 39 de la presente ley”, es decir del pago del Estado a cada partido por voto recibido en la elección nacional.

Si se aplicara este artículo a las sumas donadas ilegalmente por Eduardo y Martín Eurnekian y Tenaris Global Service, el Frente Amplio debería pagar una multa de 3,7 millones de pesos, el Partido Nacional 1,7 millones de pesos, el sector Propuesta Batllista del Partido Colorado 400 mil pesos, y el Partido Independiente 107 mil pesos.

Por su parte, los donantes “serán sancionados con una multa cuyo monto podrá ser entre dos y diez veces el valor de lo ilícitamente donado”, sostiene la ley. Esto significaría entre 1,1 y 5,6 millones de pesos para Eduardo Eurnekian. Su sobrino debería pagar entre 2,4 y 12,3 millones de pesos. Mientras que Rocca tendría que desembolsar entre 1,7 y 8,3 millones de pesos.

Pero además, la Corte Electoral debe comunicar al “órgano estatal que haya concedido el servicio o adjudicado la obra, el cual atendiendo al interés del Estado”, deberá: “si se tratare de obra, determinar que en el futuro la empresa, o ésta y sus directivos responsables, no serán tenidos en cuenta para nuevas adjudicaciones”. Esto determinaría que los grupos Eurnekian y Techint ya no podrían competir por nuevas licitaciones ni beneficiarse de adjudicaciones directas del Estado.

De acuerdo al artículo 49, las sanciones “serán aplicadas por la Corte Electoral, la cual procederá de oficio o por denuncia fundada de parte”.

¿A qué partidos responden los miembros de la Corte Electoral?

El artículo 324 de la Constitución establece que la Corte Electoral “se compondrá de nueve titulares” de los cuales cinco “serán designados por la Asamblea General en reunión de ambas Cámaras por dos tercios de votos del total de sus componentes, debiendo ser ciudadanos que, por su posición en la escena política, sean garantía de imparcialidad”.

“Los cuatro titulares restantes, representantes de los partidos, serán elegidos por la Asamblea General por doble voto simultáneo de acuerdo a un sistema de representación proporcional”, añade la carta.

En los hechos, el mundo político acepta que los nueve ministros votados en el Poder Legislativo están vinculados a los partidos. Y en la actualidad la corporación se conforma con cuatro miembros del Frente Amplio, dos blancos, dos colorados y uno afín al Partido Independiente, es decir de partidos o sectores que recibieron dinero de los grupos Eurnekian y Techint.

“La democracia no es gratis”, dice el ex diputado y actual ministro de la Corte Electoral, Gustavo Silveira (Partido Colorado-Propuesta Batllista), quien saluda el mecanismo de contralor del sistema electoral uruguayo por ser el mejor “de América Latina”.



Estos son los ministros de la corporación:

Según los datos disponibles en la página web de la Corte Electoral, estos son sus actuales miembros y las formas de contacto:

Presidente
José Arocena (Partido Independiente)*      
2915 9560 - 2916 0534 jarocena@corteelectoral.gub.uy

Vicepresidente
Wilfredo Penco (Frente Amplio)
2915 9802 - 2916 4328 secretaria.penco@gmail.com

Ministros
Washington Salvo Stotz (Frente Amplio)
29159795 - wsalvo@corteelectoral.gub.uy

Walter Pesqueira (Frente Amplio)
29159509 - wpesqueira@corteelectoral.gub.uy

Pablo Klappenbach (Frente Amplio)
29159863 - pklappenbach@corteelectoral.gub.uy

Sandra Etcheverry (Partido Nacional)
29159683 – setcheverry@corteelectoral.gub.uy

Margarita Reyes (Partido Nacional)
29159726 - mreyes@corteelectoral.gub.uy

Alberto Brause (Partido Colorado)
29154364 - abrause@corteelectoral.gub.uy

Gustavo Silveira (Partido Colorado)
29159936 - gsilveira@corteelectoral.gub.uy


*Aclaración: El Presidente de la Corte Electoral se comunicó con Sudestada para señalar que no está afiliado al Partido Independiente, y que el cargo que ocupa en calidad de "imparcial" cuenta con el respaldo de todos los partidos con representación parlamentaria, más allá de sus opciones políticas como ciudadano.
En este caso, Sudestada destacó la "afinidad" de Arocena con el partido liderado por Pablo Mieres, a quien el presidente de la Corte Electoral conoce de la carrera docente, y con el que concuerda en ideales políticos auque, como el propio ministro cuenta, a veces tenga "diferencias" con el dirigente.