Tiempo estimado de lectura:
04/10/2018

Damiani declarará el 9 de octubre por el caso del dinero K

A pedido del fiscal Pacheco deberá explicar su vinculación con la compraventa de un terreno del empresario Carlos Wagner, indagado por lavado 
Según supo Sudestada, el expresidente de Peñarol y titular del estudio JP Damiani & Asociados, Juan Pedro Damiani, deberá comparecer el próximo 9 de octubre ante la jueza Dolores Sánchez y el fiscal Luis Pacheco para declarar por su eventual participación en una maniobra de lavado de activos vinculada con la ruta del dinero K en Uruguay.

La jueza especializada en Crimen Organizado, Dolores Sánchez, investiga la participación de varios uruguayos, entre ellos Damiani, en la transacción de un terreno de 7 mil metros cuadrados en Punta del Este a nombre de la firma Decavial Uruguay SA, vinculada al empresario argentino Carlos Wagner.

Este hombre fue presidente de la Cámara Argentina de la Construcción y es uno de los "arrepentidos" en torno a la causa de los "cuadernos de las coimas", vinculados a la presunta corrupción con obra pública en los gobiernos del kircherismo.

La compradora fue Decavial Uruguay, una sociedad anónima uruguaya propiedad de la constructora argentina Decavial SAICAC, cuyo paquete accionario pertenece en un 30% al empresario Wagner.

La vendedora, es decir la que recibió el dinero, fue la offshore Jaguar Capital LLC, una firma creada por el estudio jurídico Mossack & Fonseca en el estado de Nevada (EEUU) y luego realojada en Panamá, con la intermediación de Damiani.

El dinero se depositó en una cuenta en el LGT Bank del Principado de Liechtenstein a nombre de la firma Helvetic Services Group, que tenía el control de Jaguar Capital LCC. Quien estaba detrás de Helvetic era Damiani, según pudo constatar la Justicia argentina.

Según publicó Sudestada, el 2 de agosto de 2016 el juez Casanello interrogó a Damiani al entender que sería un “beneficiario final de las cuentas bancarias radicadas en la República de Liechtenstein, a nombre de Helvetic Services Group, sociedad gerenciada por Néstor Marcelo Ramos (un testaferro del empresario K Lázaro Báez) y radicada en Suiza”.

Wagner está procesado en Argentina por el juez Claudio Bonadío en la investigación de los “cuadernos de la corrupción K”, como parte de una asociación ilícita. El empresario reconoció haber pagado coimas a funcionarios kirchneristas y firmó un acuerdo de colaboración eficiente.